Qué pasa si tienes un suelo pélvico débil

María Plaza Carrasco

-

Ya os comentaba en otras entradas del blog las principales funciones del suelo pélvico: sostén, continencia y función sexual.

Pero… ¿Cómo afecta un suelo pélvico débil a estas funciones?

Vamos a analizarlas una a una.

Cómo afecta la debilidad del suelo pélvico al sostén

Si la musculatura que se encarga de dar soporte a las vísceras pélvicas está muy debilitada, podemos encontrarnos ante un descenso de estas vísceras o prolapso.

  • En el caso de la vejiga y la uretra, puede alterar el camino de salida de la orina, favoreciendo escapes y retenciones de orina que fomenten las infecciones.
  • Si el útero desciende, nos encontraremos ante un acortamiento de la vagina, afectando a la penetración en las relaciones sexuales.
  • Por último, si el recto cambia su posición, tendremos muchas más posibilidades de sufrir estreñimiento.

Además, el suelo pélvico se relaciona con toda la cavidad abdominal y no sólo con la pelvis. El hecho de que una de sus paredes se encuentre debilitada también afectará al resto del core, dificultando las digestiones y favoreciendo los dolores de espalda.

Cómo afecta la debilidad del suelo pélvico a la continencia

La musculatura del suelo pélvico también envuelve los esfínteres anales y uretrales. 

Una de las consecuencias principales ante una debilidad de suelo pélvico, y por la que más gente acude a consulta, es la pérdida de orina o pérdida de control de los gases. 

Y es que es el suelo pélvico el encargado de evitar que ante un esfuerzo, en situaciones poco oportunas, la orina o los gases salgan en contra de tu voluntad.

Este hecho se ha normalizado hasta el punto de pensar que a cierta edad o tras quedarte embarazada tienes que vivir con esta situación, utilizando compresas especiales o incluso pañales y evitando cualquier esfuerzo.

La realidad es que no debería ser así. Con un correcto cuidado y entrenamiento del suelo pélvico, la mayoría de problemas de pérdida de orina estarían resueltos.

Cómo afecta la debilidad del suelo pélvico a la vida sexual

Como te explicaba anteriormente, la intensidad y duración del orgasmo va a depender de la resistencia y la fuerza que tenga tu musculatura del suelo pélvico.

Ante un suelo debilitado, tus relaciones sexuales pueden verse afectadas de varias maneras:

  • Si existe un descenso del útero, encontrarás un acortamiento de la vagina que puede imposibilitar o dificultar la penetración.
  • También pensando en las prácticas que implican penetración, en un suelo pélvico débil se producirá menos fricción lo que generalmente supone menos estímulo.
  • Se imposibilita o se dificulta el momento álgido de excitación debido a la poca resistencia e intensidad de la contracción del suelo pélvico, necesaria para llegar al orgasmo.

Sin duda, la calidad de las relaciones sexuales de una mujer se puede ver muy mermada ante un suelo pélvico muy debilitado.

¿Por qué invertir en un suelo pélvico en forma?

Viendo cómo puede afectar la debilidad del suelo pélvico a situaciones tan habituales como orinar, hacer ejercicio, reirte sin escapes o mantener relaciones sexuales, podemos hacernos una idea de la relevancia de cuidar y tener en cuenta esta parte del cuerpo y la salud de la mujer.

Un suelo pélvico consciente, fuerte y flexible te facilita tener una mejor calidad de vida y disfrute de tu cuerpo.

Si quieres aportar por tu suelo pélvico y no sabes cómo, apúntate al Mes del Suelo Pélvico y lo descubrirás.

María Plaza Carrasco

Fisioterapeuta, Profesora de Pilates y Yoga. Enamorada y estudiosa del movimiento del cuerpo y de su capacidad para comunicarnos con el mundo. Comprometida con lo que me importa, intensa, cabezona y entusiasta. En ocasiones soy demasiado optimista con mi tiempo pero siempre preparada para disfrutar de cada minuto.

2 respuestas a «Qué pasa si tienes un suelo pélvico débil»

  1. Avatar de Maria
    Maria

    Hola maría la acabo de conocer nada es casualidad. Quisiera fortalecer el suelo pelvico además tb estoy con la menopausia y todo mi cuerpo antes de la plandemia hacia pilates me venía bien pero luego con el rollo este y miedo metieron cerraron las clases etc.
    estaba entrando al sitio web pero no me deja entrar
    .
    Ya quiero mejor clases presenciales tiene clases? Me animo más hablar con la gente y más ahora q perdí a mi mamá..

    1. Avatar de María Plaza Carrasco
      María Plaza Carrasco

      Hola María,

      me alegra que esta entrada te haya despertado algo. Sin duda con lo que me comentas empezar a cuidar tu suelo pélvico y tu cuerpo es una gran idea y espero poder ayudarte, el inconveniente es que yo a día de hoy no trabajo de forma presencial, todo lo hago 100% online.

      A pesar de eso, cada semana hay directos en los que nos vemos y resolvemos dudas y siempre estoy disponible a través del correo.

      Te dejo aquí la información de mi Estudio de Pilates Online: https://mariaplazacarrasco.com/ejercicios-pilates-en-casa/

      Cualquier cosa aquí me tienes.

Deja un comentario

2 comentarios en «Qué pasa si tienes un suelo pélvico débil»

  1. Hola maría la acabo de conocer nada es casualidad. Quisiera fortalecer el suelo pelvico además tb estoy con la menopausia y todo mi cuerpo antes de la plandemia hacia pilates me venía bien pero luego con el rollo este y miedo metieron cerraron las clases etc.
    estaba entrando al sitio web pero no me deja entrar
    .
    Ya quiero mejor clases presenciales tiene clases? Me animo más hablar con la gente y más ahora q perdí a mi mamá..

    Responder
    • Hola María,

      me alegra que esta entrada te haya despertado algo. Sin duda con lo que me comentas empezar a cuidar tu suelo pélvico y tu cuerpo es una gran idea y espero poder ayudarte, el inconveniente es que yo a día de hoy no trabajo de forma presencial, todo lo hago 100% online.

      A pesar de eso, cada semana hay directos en los que nos vemos y resolvemos dudas y siempre estoy disponible a través del correo.

      Te dejo aquí la información de mi Estudio de Pilates Online: https://mariaplazacarrasco.com/ejercicios-pilates-en-casa/

      Cualquier cosa aquí me tienes.

      Responder

Deja un comentario