prioridades maria plaza
¿Es cuestión de tiempo?
No sabéis durante cuánto tiempo he deseado tener el reloj de Hermione, el Giratiempo. Un reloj que permitía que la maga de Harry Potter acudiera a dos clases que eran a la misma hora para poder apuntarse a todas las extraescolares que proponía Hogwarts. ¿Para qué? aquí te lo cuento

En un mundo sin ese tipo de magia, tener muchos intereses y ganas de probarlo todo puede ser positivo a la par que agotador e imposible. 

No obstante, siempre he achacado mi frustración por no llegar a todo a la falta de tiempo, el tiempo era el gran culpable. Si los días tuvieran 2 horitas más… si no necesitara dormir tanto…

La falta de tiempo es una pandemia global, todo el mundo lo reclama y lo pone como excusa a la hora de  no cumplir sus objetivos y sus obligaciones, pero ¿es realmente cuestión de tiempo?

No tengo tendencia a rendirme pronto, y como me negaba a no conseguir todo lo que quería hacer, buscaba de forma desesperada cómo ganar esos minutos tan preciados y conseguir completar la larguísima lista de quehaceres que me proponía en mi día a día.

El resultado final siempre era el mismo, por mucho que me esforzara, por mucho que trabajara hasta las tantas, por mucho que dejara de lado otros planes que realmente me apetecía hacer, nunca llegaba a completar las últimas cosas de la lista, que casualmente siempre eran las destinadas al autocuidado, me seguía faltando tiempo.

Decidí crear tiempo, ¿cómo? huyendo.

Dejé mi consulta de fisioterapia en Valencia para focalizar mis esfuerzos en la parte online y tener más tiempo, deje mi entorno social para no tener tantos planes y recuperar tiempo, deje gran parte de mis compromisos, de todas esas cosas que requerían ese tiempo tan preciado y me fui a Canarias.

¿Funcionó? 

En mi primera semana me cuidé, arreglé la casa, organicé mi nueva vida, me leí un libro y medio, dormí una media de 8 horas, hice Pilates todos los días  y comí como una reina, estaba pletórica.

Para mi segunda semana ya había escrito una lista todavía más larga que la que tenía en Valencia. ¿Ya que había dado el salto tenía que aprovechar el tiempo, no creéis?.

Fui a clases de salsa, yoga, crossfit, danza de vientre, escalada y pádel. Había conocido a un montón de gente maravillosa y por supuesto me quería tomar café con todas, además de tener programadas visitas de mis amigas y familia en casa hasta prácticamente verano. Todo esto sin contar la lista de proyectos laborales que me veía ‘’obligada’’ (por nadie más que yo misma) a cumplir para justificar mi cambio de aires.

De nuevo no tengo tiempo para completar mi lista, de nuevo el autocuidado se queda para otra vida, vuelvo a estar agobia, dormir regular, hacer pilates solo por trabajo y de la comida mejor no os cuento. 

¿Seguimos pensando que es cuestión de tiempo?

Claramente no. 

El tiempo es el que es, mientras estamos vivos tenemos todo el tiempo del mundo, es continuo, no se puede acomular, ni ahorrar, ni guardar para luego. La cuestión es lo que decidimos hacer con él. 

Por supuesto no digo que haya que vivir el presente obviando completamente cualquier tipo de organización o de planificación, sólo digo que para llegar a terminar la lista y cumplir con las últimas tareas tienes dos opciones:

  • Acortar la lista.
  • Reajustar el orden de tus tareas.

No es cuestión de tiempo, es cuestión de prioridades.

Y es que si mi objetivo es cuidarme, hacer deporte y encontrar esos pequeños espacios en la semana para mi, la solución no va a venir porque nadie me regale un Giratiempo, o por mudarme, o por huir.

Si en mis prioridades no está mi salud, en mi lista de quehaceres nunca llegaré a las tareas de autocuidado.

Si has llegado hasta aquí es porque has decidido cuidarte y darte tu tiempo, o al menos quieres hacerlo. Espero que practicar pilates y yogalates te ayuden a conseguirlo. 

Te animo a plantearte cuáles son tus verdaderas prioridades y a organizar tu lista de quehaceres acorde a ellas, dejando de esperar que llegue algo que en realidad no existe, más tiempo.

Yo sigo construyendo mis prioridades poco a poco, ¿cuales son las tuyas Espartanx?

María Plaza Carrasco

Fisioterapeuta, Profesora de Pilates y Yoga. Enamorada y estudiosa del movimiento del cuerpo y de su capacidad para comunicarnos con el mundo. Comprometida con lo que me importa, intensa, cabezona y entusiasta. En ocasiones soy demasiado optimista con mi tiempo pero siempre preparada para disfrutar de cada minuto.

Entradas relacionadas

Cómo saber si el parto está cerca

Cómo saber si el parto está cerca

En muchas ocasiones, cuando ronda la semana 40 y sabes que se acerca el parto, todo son nervios. Nuestro cuerpo se empieza a preparar, y podemos tener sensaciones, que aunque no son definitorias del momento exacto del parto, nos indican claramente que está cerca…

leer más

12 Comentarios

  1. Alicia

    Mi nombre es Alicia,soy de coslada Madrid,y desde que descubrí tus vídeos de pilates en you tobe en el confinamiento,no he dejado de practicar contigo un solo dia.ENHORABUENA POR TU CONSTANCIA,EMPEÑO Y PASION,un enorme aplauso y MIL GRACIAS!!

    Responder
    • María Plaza Carrasco

      Millones de gracias Alicia =)

      Responder
  2. Ana

    ¡Hola! Me ha gustado mucho esta entrada porque a mí me pasa lo mismo. Quiero hacer de todo y nunca encuentro el tiempo: probar deportes nuevos, leer, cuidarme, aprender cosas nuevas… y nunca parece que pueda llegar a todo y en mi mente siempre aparece la idea de que si viviera en otro sitio y me mudara, me sería más fácil porque tendría más cerca lo que quiero hacer y conocería otras cosas, pero mi madre siempre me decía: «No puedes huir de los problemas cuando éstos están dentro de ti». Por mucho que te mudes a otro sitio, lo que está dentro de ti, seguirá contigo siempre. ¡Aún así, no te digo que no me hubiera gustado lo que has hecho tú de mudarte a Canarias! 😉 Pero depende de la situación, no suele ser la solución, pero, ya que lo has hecho, aprovecha y disfrútalo e intentar calmar tu «yo interior» que es lo más difícil. ¡Un besazo, guapa! ¡Gracias por compartir tus pensamientos!

    Responder
    • María Plaza Carrasco

      Hola Bonita, que sabía es tu madre. Sin duda el hecho de mudarse no es la solución, en mi caso me ha hecho falta mudarme para darme cuenta pero estoy segura que tú puedes hacerlo sin tener que irte a ningún lado. Al final casi siempre tenemos más cerca de lo que pensamos la respuesta =).

      Un beso enorme

    • Responder
  3. Eva

    Hola Maria! Llevo años haciendo pilates y en el confinamiento empecé contigo y me he enganchado, me encantan tus clases, pero hecho de menos más clases con material: aro magico, rulo, sofball… seguro que en breve comenzarás a subirlas..😉❤

    Responder
  4. Fernanda Rueda

    Hola María soy Fernanda de Arjonilla,Jaén,empezé contigo en la pandemia ,yo llevaba muchos años haciendo deporte pero en mi pueblo los monitores se han acomodado y no se renuevan ni cambian ,entonces hago pilates con tus clases y voy todos los días una hora andar,espero seguir contigo ,en encantan tus clases,

    Responder
    • María Plaza Carrasco

      Como me alegra acompañarte en tu proceso de seguir mejorando. Muy buen trabajo espartana.

      Responder
  5. Ángeles Altozano

    Con tus clases y meditación y un poco de autocompasión, voy logrando cambiar esas prioridades y mejorar mi cuerpo y mi alma… Seguimos en ello. GRACIAS

    Responder
    • María Plaza Carrasco

      Que maravilla Ángeles

      Responder
  6. Vladimira

    Hola Maria, no soy de comentar mucho tus clases pero quiero que sepas que desde hace 2 añitos tengo otra manera de ver mi día a día. Vivo en Lanzarote y mi hermana desde Argentina me comentó de tus vídeos!!! Así empecé a conocerte y que suerte tuve..No sé si tú eres consciente pero a much@s de los que te seguimos nos ayudas día a día a sentirnos mejor. Besos y abrazos!!

    Responder
    • María Plaza Carrasco

      Millones de gracias por tu comentario bonita. No te imaginas lo que me alegra saber que mi trabajo os ayuda.

      Un beso enorme

      Responder
  7. Antonio Felix

    Hola, Maria, solo quiero agradecerte todo lo que haces y de que manera te comunicas realmente pienso en que tienes ese don de la naturalidad y la sencillez que hace grande a las personas.
    Me siento raro por que soy un “chico” con mis 53 añitos calcula como estoy de mi espalda conduciendo durante 35 años, bueno descubrí el pilates y tengo una base de varios años, y con este problema mundial del COV,,,,me quede sin ir al GYM por pura responsabilidad personal con los míos, te descubrí trasteando por internet,,,,y todo este rollo para decirte gracias, gracias y mil gracias,,, continúo teniendo mis crisis pero recurro a tu trabajo como si seria un náufrago a algo que agarrarme muchas fuerzas y todo mi cariño mantén esa energía siempre a tope….te observo y no te veo siempre igual animo te mereces lo mejor… desde Santander grande…

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.